top of page

Cómo se mide la cultura organizacional de una empresa.

Medir, mejorar y volver a evaluar.

Ese es el camino del éxito.

Por eso es importante conocer cómo se mide cultura organizacional de una empresa




Todo lo que se puede medir, se puede mejorar. Cualquier empresa en busca del éxito aplica esta premisa a cualquier campo de su organización. Cálculos de resultados, beneficios, gastos… Todos estos datos van acompañados de una cifra que implica un margen de mejora. Pero ¿Es la cultura organizacional algo que se pueda calcular? ¡Sí! Y es realmente importante hacerlo, puesto que implica numerosos beneficios. En este artículo os hablaremos de cómo mide la cultura organizacional de una empresa y qué nos dice sobre su clima laboral, sentido de pertenencia y lealtad del personal.


¿Es importante medir la cultura organizacional?

A grandes rasgos, el concepto de cultura organizacional podría definirse como el ambiente que se respira en el lugar de trabajo y la forma en la que se comportan y relacionan entre ellos los empleados que lo integran.


Es el conjunto de formas de pensar, de actuar y de sentir que tienen en común los trabajadores de la empresa, sea cual sea su puesto, responsabilidad u ocupación.


“El concepto de cultura organizacional podría definirse como el ambiente que se respira en el lugar de trabajo y la forma en la que se comportan y relacionan entre ellos los empleados”.


Afecta a las acciones más cotidianas como las formas de comunicación, las normas de convivencia en los espacios de trabajo y en los procesos de toma de decisiones; pero también, y sobre todo, a los rasgos definitorios de una empresa, como son los valores, el estilo de liderazgo o su grado de flexibilidad, entre otros muchos temas clave.


Se trata de un poderoso instrumento para cualquier compañía cuyo objetivo es promover cambios e introducir nuevas ideas o métodos en la gestión empresarial que mejoren la satisfacción de los empleados con el entorno en el que desempeñan su labor profesional.


“Si medimos la cultura organizacional de nuestra empresa, seremos capaces de detectar las oportunidades de cambio o de mejora que tenemos” 




¿Por qué es importante para la empresa fomentarla?

Las evaluaciones periódicas de la cultura organizacional y los valores que predominan en el ambiente laboral son herramientas imprescindibles para conocer los aspectos que afectan, ya sea de manera positiva o negativa, al funcionamiento de la compañía. Es importante saber cómo se mide la cultura organizacional, ya que incluso los datos estadísticos respaldan la importancia del análisis periódico de la cultura organizacional:

  • El 94% de los ejecutivos y el 88% de los empleados aseguran que la cultura organizacional es crucial para el éxito de la empresa, según un estudio de Deloitte.

  • La visión de los empleados sobre la empresa en la que trabajan es un 20% más positiva si la empresa tiene una cultura organizacional sólida. Además, favorece la satisfacción de los empleados con la compañía y mejora la retención de talento.

  • El 90% de los empleados que trabajan en empresas con una sólida cultura organizacional confían en el liderazgo de la empresa.


Si quieres conocer más beneficios de la cultura organizacional, no te pierdas lo que viene a continuación. 


Métodos para medir la cultura organizacional


Conocemos la importancia que juega en el éxito de una compañía la cultura empresarial, sin embargo, no deja de ser un concepto abstracto difícilmente evaluable con cifras y números.                                                                                 Entonces, ¿Cómo se mide la cultura organizacional?


  • Encuestas: cuestionarios diseñados que permiten revisar las creencias, los comportamientos y las prácticas de tu empresa frente a cómo las perciben los empleados de la organización. Son una herramienta de especial utilidad para todas aquellas empresas que deseen innovar y mejorar sus prácticas y estrategias, a través de la recopilación de ideas y opiniones de sus propios empleados.

 

  • Instrumento de la Evaluación de la Cultura Organizacional (OCAI): mide el estilo de liderazgo y los comportamientos que el personal tiene en la organización al momento de interactuar entre ellos. Analiza las características dominantes de la organización, cómo se trata a los empleados y cómo es el entorno de trabajo, entre otros aspectos.

 

Las conclusiones dan lugar a uno de estos cuatro tipos de cultura organizacional:

 

  • Dinámica y emprendedora

  • Amigable y orientada a las personas

  • Estructurada y orientada al proceso

  • Competitiva y orientada a resultados


  • Test de supuestos funcionales de David Fischman: en esta prueba el empleado encontrará dos columnas con afirmaciones relacionadas con la cultura de su empresa. Cada afirmación tendrá una escala de calificación que va de 1 a 7. Este test sirve para comparar cómo percibe el ambiente empresarial un empleado (primera columna) y cómo le gustaría que fuese (segunda columna).


  • Existen también otros métodos complementarios que nos permiten hacer un diagnóstico más profundo. Hablamos, por ejemplo, de observaciones sobre el terreno y conversaciones con otros grupos de interés como clientes, proveedores, asociados o accionistas.    

                                                                                                                     

Sin embargo, las herramientas clásicas suelen presentar deficiencias significativas y son poco fiables. A menudo, los valores que los empleados aseguran ser importantes para ellos no muestran el comportamiento real de la oficina.


 Además, este tipo de informes a menudo solo reflejan la realidad de la empresa en un momento determinado, siendo que las organizaciones están en constante evolución. 



Lo que la huella digital de tus empleados dice sobre tu empresa

Como un movimiento de vanguardia, un grupo de expertos de la Universidad de Berkeley y de la Universidad de Standford proponen, hoy día, un nuevo método que resuelve la duda de cómo se mide la cultura organizacional de una empresa de manera fiable y constante.


Su investigación se centra en las “huellas digitales” de los empleados. Es decir, extraen y evalúan información de las comunicaciones electrónicas. Se tienen en cuenta el estilo lingüístico empleado en los correos electrónicos, la diversidad de pensamientos, ideas y opiniones intercambiados en aplicaciones corporativas de mensajes como Zoom, Slack o Teams, y las reseñas de Glassdoor que los propios trabajadores escriben sobre la compañía.   

                               

  Al estudiar la forma en la que los empleados interactúan y hablan de la empresa, pueden conocer cómo la cultura influye en sus pensamientos y comportamiento en el trabajo.  Por supuesto, para obtener dicha información, las conclusiones de sus análisis preservan el anonimato de los empleados.


Finalmente, este proceso de Autoconocimiento de la empresa, a través de las reseñas de Glassdoor, les permitirá a las empresas, directivos y accionistas establecer con claridad la situación actual de su personal en la empresa y sobre todo, el tomar acciones necesarias para consolidar la cultura organizacional, el sentido de pertenencia y la lealtad del personal competente y capaz en la organización, lo cual sin duda representa una gran ventaja competitiva sobre el resto de las empresas competidoras en el ámbito de los negocios.










Comments


bottom of page