Diagnóstico Corporativo: una herramienta para alcanzar la excelencia

Evaluarse periódicamente contra escenarios y modelos retadores es uno de los principios de la mejora continua. Saber dónde se está parado y a dónde se quiere llegar son dos de los aspectos necesarios para pasar del diagnóstico a la acción.


El modelo de evaluación dependerá del enfoque hacia el que se deseen orientar las acciones, sin embargo en una perspectiva general nunca deberán de perderse de vista aspectos como lavisión de negocio y el despliegue estratégico, el nivel de servicio al cliente, la capacidad de respuesta y cohesión de la estructura organizacional, así como el nivel de efectividad de los procesos.