¿Por qué es importante el diagnóstico?

Estamos llegando al último trimestre del año y es tiempo de hacer un análisis de nuestros resultados hasta el momento, con la intención de programar el último estirón para generar los beneficios que estimamos desde el inicio. Es por eso que se recomienda continuamente diagnosticarse en diferentes puntos críticos de la operatividad de nuestras organizaciones: en su Estrategia, en sus Procesos y en su Estructura.

Es esencial dejar parámetros para la revisión constante (indicadores y auditorías) e incentivar una cultura de mejora continua. Lo malo no es estar mal, sino saberlo y quedarse cruzado de brazos.

Por eso les invitamos a que realicen un estudio de cómo se encuentran en dichos factores y así encuentren las áreas de oportunidad necesarias para conseguir el éxito en su organización.