¿Para qué diagnosticar una empresa?

Para muchas organizaciones, conocer la situación actual de su empresa es un elemento de suma importancia para su crecimiento y el desarrollo de su sistema operativo, ya que permite conocer el nivel de enfoque que mantiene la empresa hacia los clientes, la capacidad de los procesos tanto operativos como administrativos, comparado contra el benchmaking del sector, y la funcionalidad de la estructura organizacional.




Estas variables que soportan los macroprocesos de una organización deberán estar sustentadas por mecanismos de diangósitico altemente efectivos, objetivos y confiables donde se determine cuales son las áreas, los conocimientos y habilidades, interacciones departamentales y los factores externos que influyen el desempeño y rentabilidad de la organización. A partir de aquí, definir los proyectos y estrategias que, una vez llevados a cabo, lograrán cumplir con los objetivos y la visión de la dirección.




Es importante considerar el factor humano dentro de la organización, ya que la aplicación de entrevistas al personal clave de la organización, el análisis de clima laboral y la evaluación del desempeño del equipo nos ayudarán a determinar de manera contundente si el personal de la organización persigue la visión de la dirección.




¿El personal de tu empresa logra o esta en vías de lograr sus objetivos?